acompañamiento afectivo malaga

¿Necesitas un abrazo? ¿Deseas relajarte, descansar y sentirte cuidad@? ¿No puedes más, has llegado al límite de tus posibilidades, necesitas dejarte caer y que alguien te sostenga, incluso físicamente?

En las sesiones de Acompañamiento Afectivo Corporal creamos un espacio para que descanses. Eres un ser amable (digno de amor), sea lo que sea que te ha traído hasta aquí y sientas lo que sientas en este momento es legítimo. Te acogemos afectivamente con todo lo que traes sin culpabilidad, vergüenza ni juicio. Lo único verdaderamente importante eres TÚ y tu necesidad de sentirte sotenid@ aquí y ahora.

El objetivo de la sesión es ayudarte es esos momentos de la vida cuando te encuentras sol@, necesitas más cariño o sientes que tu entorno, por los motivos que sea, no puede ofrecerte la contención que necesitas.

♥ ♥ 

Te ofrecemos escucha activa, mimos, un hombro en el que llorar y caricias afectivas en un contexto seguro y sin ninguna connotación sexual. En definitiva, el tipo de sostén y contacto físico que te ofrecería un amigo@ o familiar.

Todos necesitamos afectividad (nos demos cuenta o no) y esta necesidad también incluye el contacto físico, un contacto afectivo exento de connotaciones sexuales. El contacto físico es esencial en el desarrollo humano. Si las caricias son básicas para la evolución madurativa del recién nacido, igual de importantes son en nuestras vidas adultas. El poder de la caricia afectiva no tiene edad.

Nuestra sociedad está hambrienta de contacto y sin embargo lo hemos diabolizado. Cuando experimentamos contacto mejora nuestro bienestar físico, mental y emocional. La caricia tiene el poder de reconfortarnos cuando estamos tristes, sanarnos cuando estamos enfermos, darnos el coraje cuando nos sentimos perdid@s y sobre todo, nos hace sentir que no estamos sol@s.

No recibimos el contacto que necesitamos y por eso enfermamos

Nos han enseñado a no tocarnos, a no mostrar nuestras emociones, a no sentir, solo está legitimado pensar. Hemos de reeducarnos para recuperar el poder de la caricia y del contacto afectivo. Necesitamos experimentar contacto físico como adultos sin implicaciones sexuales. Hemos estado usando el sexo para satisfacer nuestra necesidad de contacto, de afectividad.

El sexo y el contacto afectivo pueden ir unidos, o no

Permítete recibir la contención que ahora necesitas, nosotr@s deseamos ayudarte a in-corporar la afectividad a tu vida.

Cuando tienes la afectividad que necesitas tu vida es maravillosa y sientes profundamente que TODO ESTÁ BIEN.

Preguntas frecuentes

Disponibilidad horaria: Linda, Anaida, Leonor